Mirando a Alice

Alice se despierta de mañana y bosteza
mientras camina por la habitación,
con el pelo cayendo sobre su pecho,
está desnuda y es Junio.
Parado en la ventana me pregunto
si sabrá que la puedo ver.
Mirando a Alice crecer año tras año
en su palacio, donde está cautiva.

El cuerpo de Alice está bronceado,
su cabello cuelga mientras se agacha para conquistarme.
Primero se pone las medias
y las campanas de la iglesia suenan,
Alice salta en su uniforme
y levanta el cierre del costado.
Mirando a Alice vestirse en su cuarto
es deprimente, es cruel.
Mirando a Alice vestirse en su cuarto
es deprimente, es real.