Hijo de las Penas

El hijo de las penas se sienta junto al río,
el hijo de las penas no escucha el agua.
El hijo de las penas se sienta junto al río,
el hijo de las penas no escucha el agua.
Y cuando pareciera como si
tuvieras fuerza suficiente para levantarte.

El hijo de las penas, débil y extraño,
se queda esperando tu mano.
El hijo de las penas se para en el agua,
el hijo de las penas, tú sigues después.
El hijo de las penas se adentra en lo profundo,
el hijo de las penas te invita a lo profundo.
Y justo cuando parece como si
hubieras llorado todas tus lágrimas,
el hijo de las penas no se lamenta por lo que pasó,
sino por todo lo que ha de pasar.

El hijo de las penas se sienta junto al agua,
hijo de las penas, tus manos la envuelven.
Hijo de las penas, detestas ofrecerle tu amistad,
hijo de las penas, pero te rindes de dolor.
Y justo cuando parece como si
todas tus lagrimas se hubieran acabado,
el hijo de las penas alza su mano
y la arrastra de nuevo hacia abajo.

Advertisements

Foi na Cruz

Foi na cruz, foi na cruz
que um dia
meus pecados castigados em Jesus.
Foi na cruz
que um dia
foi na cruz.

[Fue en la cruz, fue en la cruz
que un día
mis pecados fueron castigados en Jesus.
Fue en la cruz
que un día
fue en la cruz]

El amor llegó golpeando,
llegó golpeando nuestra puerta.
Pero tu, tu yo, amor,
ya no vivíamos ahí.

Foi na cruz, foi na cruz
que um dia
meus pecados castigados em Jesus.
Foi na cruz
que um dia
foi na cruz.

Un pequeño descanso, un pequeño sueño,
un pequeño cerrar las manos para dormir,
un pequeño amor, un pequeño odio, nena,
una pequeña astucia y un pequeño engaño.

Foi na cruz, foi na cruz
que um dia
meus pecados castigados em Jesus.
Foi na cruz
que um dia
foi na cruz.

Duerme hasta que puedas dejar de soñar,
por que todos nuestros grandes planes, nena,
serán sueños para siempre.

Foi na cruz, foi na cruz
que um dia
meus pecados castigados em Jesus.
Foi na cruz
que um dia
foi na cruz.

Lamento

He visto tu cabello de parque de diversiones,
tus ojos de costanera,
tu colmillo de vampiro, tu pequeña verdad,
tus pequeñas mentiras.

Conozco tus manos temblorosas,
tu premio culposo,
tus extremidades durmientes,
tus himnos extranjeros,
tus llantos de medianoche.

Entonces seca tus ojos
y voltea tu cabeza,
no hay nada mas que decir
ya te has ido.

Conozco tu camino de lagrimas,
el deslizar de tu mano,
tu pata de mono,
tu garra de mono
y tu mano de mono.

Ya vi tu truco de sangre,
tu trampa de fuego,
tu herida ancestral,
tu luna escarlata
y tu sonrisa de cárcel.

Entonces seca tus ojos
y voltea tu cabeza,
no hay nada mas que decir
ya te has ido.

Extrañaré tu sonrisa de pilla,
tus lagrimas huérfanas,
tus premios brillantes,
tus pequeños llantos,
tus pequeños miedos-

Extrañaré tu cabello de parque de diversiones,
tus ojos de costanera,
tu colmillo de vampiro, tu pequeña verdad,
tus pequeñas mentiras.

Entonces seca tus ojos
y voltea tu cabeza,
no hay nada mas que decir
ya te has ido.

Lucy

Anoche yacía temblando.
La luna estaba baja.
Era el final del amor,
de la miseria y la aflicción.

Entonces de repente sobre mí
su rostro bañado en luz,
una bella visión
cubierta de blanco.

Ahora suena el campanario,
y la noche se ha escapado.
Lucy, puedes oírme?
Donde sea que descanses.

La amaré por siempre,
la amaré todo el tiempo,
la amaré hasta que las estrellas
caigan del cielo.

Ahora suena el campanario
y me sacudo en el suelo.
Oh Lucy, puedes oírme?
Mientras te llamo y te llamo.

Ahora suena el campanario
y la luna está alta.
Oh Lucy, puedes oírme?
Mientras lloro y lloro.

 

El Buen Hijo

Otro hombre se fue,
otro hombre se fue,
otro hombre se ha ido.

El buen hijo camina a los campos,
es un cosechero, tiene manos de cosechero,
pero en su corazón
esconde viles planes
contra su hermano y contra su familia.
Aún así adora a su hermano
y adora a su madre
pero es su padre, dice, quien es un hombre injusto.
El buen hijo,
el buen hijo.

El buen hijo se ha sentado a menudo a llorar
bajo una estrella maligna de la que está cautivo.
Y la noche que lo envuelve
habla del bien y habla del mal.
Y llama a su madre,
y llama a su padre,
pero están ensordecidos por la sombra
de la ausencia del hermano.
El buen hijo,
el buen hijo.

Y maldice a su padre
y maldice a su madre
y maldice su virtud como a algo impuro,
el buen hijo,
el buen hijo.

Otro hombre se fue,
otro hombre se fue,
otro hombre se ha ido.

La canción de los lamentos.

-Ve hijo, baja a las aguas
y observa a las mujeres que se lamentan allí,
luego escala las montañas,
los hombres también se lamentan.

-Padre, ¿por qué se lamentan las mujeres?
-Se lamentan por sus hombres
-Entonces, ¿por qué se lamentan los hombres?
-Se lamentan por ellos mismos.

Esta es la canción de los lamentos,
una canción para lamentarse
mientras los hombres y las mujeres duermen.
Esta es la canción de los lamentos,
pero no me lamentaré mucho tiempo mas.

-Padre, ¿por qué se lamentan los niños?
-Ellos están apenas llorando, hijo.
-Oh, ¿están apenas llorando padre?
-Si, su verdadero lamento está por llegar.

Esta es la canción de los lamentos,
una canción para lamentarse
mientras los niños duermen.
Esta es la canción de los lamentos,
pero no me lamentaré mucho tiempo mas.

-Oh padre, dime, ¿estás lamentándote?
Tu rostro se siente húmedo,
Oh si es así lo siento mucho padre,
nunca imaginé que te lastimaría tanto.

Esta es la canción de los lamentos,
una canción para lamentarse
mientras nos acunamos para dormirnos.
Esta es la canción de los lamentos,
pero no me lamentaré mucho tiempo mas.